Post

A las puertas de una escena local especializada (I)

Posted on 23 Julio 2012 in General by Gontxa

Bienvenidos de nuevo a Diggin’ Up Ska, el blog dedicado a revelar los entresijos de la historia del ska en el planeta Tierra y, particularmente, en esa controvertida unidad geográfica que conocemos como el ámbito español.

En primer lugar quiero pedir disculpas por este largo silencio durante el que me he encontrado recluido con el fin de dar cierre al trabajo de tesis, que parecía interminable pero por fortuna no lo ha sido. Me complace anunciar que el encierro ha sido fructífero y ha permitido dar por fin carpetazo a una investigación cuyos resultados se reflejarán sin duda en este espacio, así que podemos pensar que el precio ha sido justo.

Y ahora vayamos al tema…

Con este post inaguramos una nueva etapa en que empezaremos a internarnos en la época dorada de la historia del ska en España: el período en que se constituye al fin una escena skatalítica local especializada, definida y estable, escena que se ha mantenido a flote hasta el día de hoy.

Para empezar este viaje hemos de remontarnos a los últimos años de la década de los 80 y recordar cómo se había movido el ska hasta entonces por estos lares: primero, la fiebre sesentera de los bailes de moda donde el ritmo jamaicano asomó la cabeza sin pena ni gloria; y una década más tarde la recogida del testigo por la new wave en tiempos de nuestra movida, donde la alianza entre el abuelo del reggae y las tendencias occidentales afines al rock y el punk situó sobre el escenario internacional una nueva forma de entender el legado de Skatalites y compañía; esta iniciativa fue propuesta por la 2Tone y secundada en España por gente como Ejecutivos Agresivos, Tequila, los Cardíacos y muchos otros que, con una dos canciones ska en su repertorio, contribuyeron a crear un muestrario caleidoscópico del género durante los años sucesivos.

Carátula del primer LP de Hertzainak, publicado por Soñua en 1984.

Ya en 1984 Hertzainak, con su “Arraultz bat pinu batean”, había logrado insertar los sonidos jamaicanos en el contexto del rock vasco, inagurando una moda hacia un ska desenfadado y cañero. Y ahí tenemos a Kortatu y a Potato que con el tiempo se convertirían en referencias obligadas del ska-punk y el reggae, respectivamente, para muchas bandas estatales de la década siguiente. (Dejamos para un futuro post una revisión más exhaustiva del ska ochentero vasco)

El ámbito del rock vasco de mediados de los ochenta fue el primer contexto sociocultural definido del territorio español donde el ska tuvo una participación importante. Sin embargo, no me atrevería a calificarlo como una primera fase de una escena verdaderamente consolidada, pues sirvió más bien de precedente aislado, sin más continuidad que la que podríamos detectar en la carrera de Potato, orientada al reggae. Durante estos años se habían estado gestando las verdaderas semillas de la escena local especializada, cuyos primeros brotes fueron avistados en territorio catalán por aquellos que tuvieron la suerte de presenciar el debut de Skatalà, allá por 1985, y Dr. Calypso, tan solo dos años más tarde. En cualquier caso, el pistoletazo de salida no se dejaría oír hasta el cambio de década, y su eco se puede apreciar más de veinte años después gracias a esos valiosos documentos que han permitido reconstruir paso a paso la historia del ska local y que a partir de ahora cobrarán una presencia recurrente en este blog: los fanzines.

Podemos atribuir una importante relevancia histórica a los tres primeros números de FBI y los dos primeros de Skaville Barcelona, cuya fecha de publicación se anticipó incluso al cambio de guarismo en las decenas del año (más fácil: 1989). Aún espero que algún espabilado lector malagueño me aporte noticias sobre el fanzine Bluebeat y dilucidemos a quién corresponde realmente el título de pionero a nivel estatal. Honores aparte, es significativo el texto de presentación de Skaville BCN donde sus responsables, Carlos y Jordi, comentan que «Quisimos ser los primeros pero tardamos demasiado en decidimos», y que el surgimiento de FBI les había empujado a replantear los contenidos de su skazine «a fin de evitar la competividad»1; una anécdota que refleja el clima amable en que se empezaron a desenvolver estas iniciativas marginales de difusión cultural de la música jamaicana.

Y a continuación os propongo la lectura de un texto mítico: los párrafos de presentación del primer FBI! Con ellos cerramos el post de hoy, saboreando esos momentos en que empezaba a surgir algo grande, el inicio humilde y tardío de una de las escenas skatalíticas más notables de Europa.

Para mucha gente el ska es sinónimo de Specials, Madness o Kortatu. Otros lo ven como una moda a cuadros y se apuntan al rollo. Fuentes Bien Informadas pretende demostrar que la cosa no va por ahí, que el ska nació hace treinta años y siempre fue un estilo de música peculiar atractivo y muy imitado. Queremos dar a conocer a quien pueda interesarle y dentro de nuestras limitaciones el trasfondo de este estilo musical, ampliando los conocimientos del profano e intentando complacer al erudito. Otro de los objetivos del FBI es ser medio de comunicación de todos los seguidores de este rollo, no pretendemos ser los únicos, todo lo contrario, solo queremos saber todos los que son para que tú puedas saber todos los que están. ¿O.K.?

Tardamos un año en decidirnos y lo hemos conseguido en un solo mes. Siempre nos encantó el spyonaje y por fin conseguimos realizarnos. Esperamos vuestras sugerencias, opiniones, contactos, colaboraciones o lo que queráis. Os recordamos, por último, que no nos responsabilizamos con las opiniones de nuestros colaboradores ni nos identificamos con ninguna ideología política. Esperamos sepáis disculpar los posibles errores y nos despedimos hasta dentro de tres meses más: hasta la vista amiguitos2.

 Gonzalo FM

1 Skaville Barcelona, agosto-septiembre 1989, p. 1.
2 FBI nº 1, mayo 1989, p. 2.