Tag Archives: Los de la Torre

Post

Homenaje a los Pioneros

Posted on 26 Abril 2011 in General by Gontxa

No, no voy a hablar de los Pioneers, sino de aquellos que rompieron el hielo, abrieron la veda, dieron un primer paso –con mejores o peores resultados– para alguna fase de recepción, asimilación y difusión del ska en la cultura española. Ahí es nada. Y por orden cronológico, empezamos:

– Con el número 1: Don Roy y Los Blues de España! Responsables de la primera grabación de ska en nuestro país (que sepamos, aunque es poco probable que hubiese alguna anterior), y posiblemente una de las primeras de la Europa continental (dejando fuera Inglaterra, se entiende). El disco se llamaba Lecciones de Ska y de Yenka, fue publicado por Columbia en 1964, y contiene las canciones “Ska jamaiquino” y “Bailando el Ska”. Las compuso un tal Rodrigo Martínez Sáez (Don Roy) y las interpretó la orquesta de baile Los Blues de España.

– Con el número 2: Los de la Torre y la revista Fans! Los primeros en convertir el ska en una moda. El trío barcelonés, apoyado por los redactores de Fans, realizó una promoción del ska entre 1966 y 1967, consiguiendo establecerlo como uno de los bailes del verano de este último año. Los de la Torre protagonizaron además el debut del ska en la televisión nacional, presentando el baile en el programa “Musical” de TVE.

– Con el número 3: Pep Laguarda! Honestamente, poco sé de este cantante valenciano pero es probable que fuera el primero que grabó ska en la época de la 2Tone, según testifica Diego Manrique en Vibraciones (véase entrada de este blog del 1 de abril). Por desgracia el segundo álbum de Pep, Plexison Impermeable, de 1979, nunca vio la luz. Pero en los registros de la SGAE José Laguarda Pérez dejó registrada una canción con el título de “Feeling ska”. Tendré que seguirle la pista.

– Con el número 4: Ejecutivos Agresivos y Los Cardiacos! Estos famosos grupos de la nueva ola fueron los primeros en publicar (ahora sí) grabaciones de ska en la época twotonera. Los EA grabaron en 1980 el sencillo “Mari Pili” / “Stereo”, canciones que revelan cierta simpatía por los ritmos jamaicanos. También fue sonado el éxito de los leoneses Cardiacos “Salid de noche”, del mismo año:

– Con el número 5: Las Chinas y Antonio Mercero! Sí, habéis leído bien, y no se me ha ido la pinza. Este conjunto femenino de los años de la Movida y el conocido director y guionista fueron culpables de la primera aparición del ska en el cine español. La película se llamaba La próxima estación y en ella aparecen Las Chinas versionando el “Te espío” de Ejecutivos Agresivos. Aquí os dejo el impagable documento (pero ese que baila en primera fila… no es Almodóvar?? Ohivá!):

– Con el número 6: los skazines Blue Beat, FBI y Skaville Barcelona! Los primeros fanzines del Estado dedicados específicamente al ska (según tengo noticia). Opino que a los tres se les puede atribuir la condición de pioneros. El nº 1 de FBI apareció en mayo de 1989 y Skaville Barcelona en agosto-septiembre del mismo año (por unos meses no le vamos a quitar el mérito). Respecto a Blue Beat poco sabemos, sólo que se hacía en Málaga y que iba por el nº 5 cuando FBI iba por el 4. ¿Puede alguien arrojar algo de luz sobre este enigmático skazine? Cualquier dato será bienvenido. A destacar la larga trayectoria de FBI cuyo último número (33) apareció en 2001.

– Con el número 7: Sock It Records! Bajo esta denominación se lanzó la gente de FBI, en 1990, a la publicación del primer recopilatorio de ska nacional, Latin Ska Fiesta. Con toda razón se autodefinen como “el primer sello de ska ibérico”. Aquí podéis echar un ojo a su historia.

El siete es un buen número, me gusta el siete, así que de momento lo vamos a dejar aquí. Pero aún queda abierta una pregunta: ¿cuál fue la primera banda del país especializada en ska? La solución no es fácil… podéis opinar.

GFM

Post

Lo que decía del ska la prensa española: I – los 60

Posted on 24 Marzo 2011 in Textos by Gontxa

Inauguramos de nuevo una miniserie dedicada a la prensa, esta vez la de aquí, la prensa local “oficial” (ya dejaremos los fanzines para otras ocasiones). En primer lugar vamos a ver qué tipo de información divulgaban las revistas de música joven de los años 60: Discóbolo, Fonorama y Fans.

Comencemos con la reseña del que quizá fuera el primer disco importado de ska jamaicano: el EP (extended play) Auténtico Jamaica Ska, publicado en España por Gramófono-Odeón-Stateside en 1964. En realidad era una versión reducida del LP The Authentic Jamaica Ska, que publicó Amy Records en Estados Unidos el mismo año, y que contenía canciones de Carlos Malcolm, Prince Buster, Jimmy Cliff y The Richards Brothers. Sólo las de Prince Buster sobrevivieron en la publicación española. Esto es lo que Federico Halpern, redactor de Discóbolo, comentó de este disco:

El ritmo del “ska” es reiterativo, machacón y fácil. Tiene lo necesario para hacerse popular. El nuevo baile viene de Jamaica y este disco es el primero en España. Auténtico Jamaica Ska para los bailarines amantes de nuevos pasos. [Federico Halpern, en Discóbolo nº 64, 1964, p. 15]

Y a continuación la reseña anónima del mismo disco aparecida en Fonorama al año siguiente:

“30 pieces of silver”, “Tongue will tell”, “They got to go” y “Everybody ska”, no hacen sino devolvernos un poco sofisticado y tal vez con peor gusto, el sabor de los ritmos del Caribe, del Calypso, del limbo. Siempre es interesante como variación tener estos discos en las colecciones para cuando se organizan reuniones o guateques, pero únicamente para estos casos. Otra cosa seguramente no se pretende. [Fonorama nº 10, 1965, p. 67]

A propósito de Prince Buster, parece que no tuvo mucha fortuna en nuestro país durante los 60, como confirma otra reseña de su single No tengo mucho que decir / Los diez mandamientos, publicado por RCA Victor ya en 1967:

Un cantante de color con un extraño ritmo y un estilo muy próximo al más clásico de los “spirituals”. De momento, se aprecia la calidad pero no se ve el éxito. Puede ser en otra ocasión. [Discóbolo nº 128, 1967, p. 22]

Al parecer, los redactores de estas revistas no disponían de mucha información acerca del nuevo estilo jamaicano. Un tal John Harold publicó en Fans un artículo dedicado a Jimmy James and The Vagabonds, que comienza con un relato un tanto confuso de los orígenes del ska, rematado por una extraña afirmación respecto al blue beat. Este fragmento no tiene desperdicio:

Jamaica es el pozo sin fondo que recibe los “beatniks” de todo el Caribe y las Indias Orientales. Es su cuartel general. […] Se reúnen para entonar melancólicamente las canciones de sus respectivas tierras de adopción y las de sus antepasados africanos. Cuatro años han mezclado inconscientemente las danzas africanas, el rithm’n blues [sic] de los campos de algodón, la fusión de los aires españoles y portugueses con la influencia africana, y los característicos ritmos de Jamaica, cuyo contingente africano se mezcló con la música inglesa… Así nació el “blue beat”. El “ska”, es una modificación del “blue beat” [John Harold: “¡Música del África misteriosa a través de Jamaica! El «ska’sound» es un ritmo mágico que obliga a bailar”, en Fans nº 78, 1966, p. 19]

Fans dedicó a la popular Millie una de sus contraportadas (algo tardíamente, en 1967), donde se plasma claramente esa imagen idealizada, paradisíaca y completamente despolitizada de Jamaica que por estos lares disimulaba completamente la cruda realidad de la isla:

Las islas del Caribe son fuente inagotable de preciados tesoros. La belleza de sus palmeras, sus innumerables playas, la luz y colorido de sus paisajes, la ruidosa alegría de sus habitantes… y su música cautivadora. Los niños se duermen arrullados por el rumor de timbales y tambores. Su pueblo es música. De allí proceden las melodías que hacen bailar al mundo entero. El “jazz” y sus diferentes derivados, “rock”, “rithm’n’blues” [sic], “folk rock”, “calypso”, “ska sound”, etc. Son ritmos que están fuertemente vinculados a estas bellas tierras, donde los conquistadores españoles y portugueses se mezclaron alegremente con los nativos. Es mucha música reunida. Por eso, su gente la vive intensamente. La lleva en la sangre. Esta es la patria de la pequeña Millicent, que triunfó con el “rock” “My boy lollypop”, entonces, cuando este ritmo entusiasmaba a la juventud del mundo entero. […] [R. P. Hopkins: “La voz de oro del Caribe: Millicent Small”, en Fans nº 87, 1967, p. 32]

En 1966, una canción italiana dio un radical e inesperado giro a la (por entonces muy velada) imagen del ska en nuestro país. Se trataba de “Operazione sole”, compuesta por Giuseppe Faiella y Mario Cenci. Aquí podéis oírla. Faiella no era otro que Peppino di Capri, cantante que gozaba de enorme reconocimiento en España. Esta es la reseña de Fonorama acerca del disco que contenía dicha canción:

Nuevo disco de Peppino, como los anteriores verdaderos aciertos de este genial intérprete Italiano. Nos ofrece, en primer lugar OPERACIÓN SOL una bella canción en ritmo de Ska, muy comercial que pronto oiremos y veremos en muchos Hits. […] [Fonorama nº 32, 1966, p. 36]

Y seguro que muchos de mis silenciosos lectores saben ya lo que ocurrió entonces: el trío barcelonés Los de la Torre versionó la canción (no fueron los únicos), y se hicieron de oro promocionando el ska como baile de moda del verano de 1967. Es ya conocido el artículo que apareció en Fans (revista que por cierto les apoyó bastante durante estos años) anunciando que “Los de la Torre lanzan el baile “in” de este verano: El «Ska»”. Su autor A. Matías no habla mucho de esta música (se centra en el grupo y en explicar los pasos de baile…), pero un par de frases indican el carácter ameno y trivial que había adquirido esta nueva y efímera moda:

Un baile divertido, en el que hay que saber mover el esqueleto con gracia, que han presentado varias veces por televisión, en “Musical”. […] El “ska” es una danza alegre y dinámica. Hay que estar en forma para bailarlo. […] Es fácil de aprender, y bailarlo en conjunto resulta divertido. [A. Matías: “Los de la Torre lanzan el baile “in” de este verano: El «Ska»”, en Fans nº 103, 1967, p. 10-11]

Qué lejos queda ya todo ello… El próximo día damos el salto a la Two Tone, a ver cómo fue recibida en las páginas locales.

GFM